William Shakespeare. MUCHO RUIDO POR NADA

En el mismo sitio; da lugar el baile de máscaras, daño paso firme al inicio de la trama de: celos, mentiras, tiranías y envidias por doquier.
Quedando el amor tan melancólico como la pista de esquí en verano.

elsemanaldepenelope

Continuación del anterior artículo…

LEONATO. Bueno, entonces irás al infierno.

BEATRIZ. No, sólo a la puerta, Y allí el demonio me saldrá al encuentro como un viejo cornudo, con los cuernos en la cabeza, y dirá: “Tú vete al Cielo, Beatriz, vete al Cielo; aquí no hay sitio para vosotras las doncellas.” Y yo entregaré mis monos y hala con San Pedro, al Cielo. Él me enseñará dónde se sientan los solteros y allí viviremos alegres mientras dure el día.

ANTONIO. [a Hero]. Bueno sobrina, confío en que harás caso a tu padre.

BEATRIZ. Sí, a fe, la obligación de mi prima es hacer reverencias y decir: “Padre, como os os parezca bien.” Pero, con todo eso, prima, que sea un guapo muchacho, o si no, haz otra reverencia y di: “Padre, como me parezca bien a mí.”

LEONATO. Bueno, sobrina, espero verte un día acomodada con un marido.

BEATRIZ…

Ver la entrada original 3.405 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s