LIMÓN: EFICAZ EN PATOLOGÍAS DE DIFERENTE ETIOLOGÍA Y GRAVEDAD, CANCER INCLUIDO

 

Anticanceroso es el limón.

Aunque la Medicina Ayurvédica conoce desde hace siglos las enormes propiedades curativas del limón éstas son aún poco conocidas en Occidente. De hecho la mayoría de los terapeutas recomiendan tanto su zumo como su cáscara para tratar dolencias menores- como dispepsias o dermatitis- pero lo cierto es que contiene abundantes y numeroso flavonoides,  betacarotenos, terpenos y ácidos de propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, alcalinizantes, quelantes, hipo-glucémica, hipolipemiantes, antihipertensivas, antiateroscleróticas, antitrombóticas, antiestresantes, neuroprotectoras, antiálgicas, antibióticas, antivirales, antifúngicas, antiprotozoarias y anticancerígenas. De ahí que esté constatada su eficacia en muy distintas patologías de diferente etiología y gravedad, cáncer incluido.

galeon

    Se dice que fue el médico de la Marina Real Inglesa James Lind el primero en dar limón a sus tripulantes -en 1751- evitando así el escorbuto que diezmaba las tripulaciones de corbetas, fragatas y galeones desde hacía siglos pero lo cierto es que existían precedentes. De hecho el también marino inglés James Lancaster ya lo hacía en 1605 en su nave insignia Dragon suministrando a la tripulación dos cucharadas diarias de zumo de limón. Y es que la capacidad antiescorbútica de los cítricos era conocida por el vulgo solo que se consideró una creencia absurda que fue despreciada por los guardianes de la ortodoxia médica de la época al no corresponderse con la Teoría de los humores que constituía la base de la práctica médica del siglo XVII. Es más,el doctor Pierre Laszlo menciona algunos textos antiguos en un reciente libro -apareció en 2008 con el título Citrus. A history -que dejan entrever que las propiedades antiescorbúticas del limón ya la conocían los portugueses ¡a principios del siglo XV! De hecho establecieron plantaciones de éste y otros cítricos en sus posesiones del África atlántica y en Brasil para abastecer de limones a los barcos que se dirigían a la India o circunnavegaban el Cabo de Hornos para alcanzar el Pacífico.

   En cualquier caso lo realmente lamentable es que los médicos ingleses del siglo XVIII no hicieron el más mínimo caso a James Lind y hubo que esperar 48 años -es decir, a que muriesen todos ellos- para que los nuevos galenos asumiesen que tenía razón. Fue en 1795 cuando el Almirantazgo británico obligó a que se incluyeran limones -o limas- en la ración diaria de las tripulaciones y la eficacia de la medida fue tan impresionante que mientras en 1780 hubo en el Hospital Naval de Portsmouth 1.457 casos de escorbuto en 1806 solo se internó por tal causa a ¡dos pacientes!

El limón es antioxidante, antiinflamatorio, quelante, hipoglucémico, hipolipemiante, antihipertensio, antiaterosclerótico, antitrombótico, antiestresante, neuroprotector, antiálgico, antibiótico, antiviral, antifúngico, antiprotozoario y anticancerígeno.

  Sin embargo durante más de un siglo nadie intentó averiguar cuál era la sustancia presente en los cítricos que prevenía el escorbuto. Eso lo haría en 1933 el doctor Albert Szent-Gyorgyi -profesor de la Universidad de Szeged (Hungría)- tras aislar un singular azúcar abundante en ellos que denominaría ácido ascórbico y que pocos años después pasaría a denominarse genéricamente vitamina C; descubrimiento por el que en 1937 se le concedió el Premio Nobel de Medicina dedicándose desde entonces a investigar la presencia de esta vitamina en los demás alimentos así como a estudiar si su carencia podía dar lugar a otras patologías; centrándose especialmente en los accidentes cardiovasculares.

  Es asimismo singular que el famoso seductor italiano Giovanni Casanova (1725-1798) relatase en sus Memorias que utilizaba jugo de limón como espermicida anticonceptivo, conocimiento probablemente extendido entre el vulgo del que también hicieron caso omiso los médicos. De hecho hay documentos que prueban que el lavado vaginal con una esponja empapada en zumo de limón era práctica habitual entre las mujeres de Estambul en el siglo XVII y todavía es hoy recurso tradicional entre las prostitutas de Paquistán, Nigeria y Laos. Según publicó en 2006 en Fertility and Sterility el doctor G.N.Clarke y sus colegas de la Universidad de Deakin (Australia) basta mezclar 20% de zumo de limón con un 80% de agua para inactivar en un minuto los espermatozoides. Y otro dato curioso: durante la epidemia de la llamada Gripe española de 1918 en Brasil se llegó a pagar por un solo limón hasta ¡10 euros! (extrapolando lo que entonces se pagaba al dinero de hoy); lo que demuestra que el pueblo llano también había descubierto su capacidad antivírica.

  En cuanto a su procedencia se cree que los limones -como las naranjas- llegaron al Mediterráneo desde China y el sudeste Asiático traídos por los romanos vía India. Y de hecho ambos frutos aparecen en algunos de los frescos de Pompeya, ciudad en cuyas ruinas los arqueólogos localizaron semillas y pólenes de cítricos. Siendo España uno de los países europeos en los que, gracias a su clima, mejor se adaptaron. Según la FAO nuestro país es hoy el quinto productor mundial de limón pero en realidad no es así ya que sus estadísticas engloban tanto a éste como a la lima. Si hablamos solo de limón nuestro país, con casi 900.000 toneladas anuales, ocupa el segundo puesto a nivel mundial tras Argentina que produce 1.260.000 toneladas. En cambio si hablamos de cítricos en general el principal productor mundial es Brasil, sobre todo naranjas.

  Decir quiero que según el doctor D.J.Mabberley sólo existen tres especies de cítricos de los que proceden por hibridación natural todos los demás: el Citrus maxima, el Citrus medica y el Citrus reticulata. Proponiendo en 1997 como término científico del limón y sus decenas de variantes -y así lo aceptan hoy la mayoría de los expertos- el de Citrus x limon, resultante de la hibridación natural del Citrus medica (cidro) y el Citrus aurantium (naranjo amargo).                                                      

El limón contiene ácido ascórbico, ácido cítrico, pectina y numerosos terpenos siendo el más abundante el limoneno pero también geraniol, citronelal,alfa-terpineno, alfa-pineno, cumarinas, eriocitrina, hesperidina, quercitina, naringina, naringenina, diosmina, limonoides y citral.

PRINCIPIOS ACTIVOS DEL LIMÓN

  En el limón hay que diferenciarla cáscara o pericarpio de la pulpa porque no todos sus principios activos son los mismos. La primera está formada por dos capas: la externa -de color amarillo denominada flavedo y donde  se encuentra la mayor proporción de aceites esenciales- y la interna – de color blanco, llamada albedo y muy rica en pectina  (fibra soluble)-. Ambas protegen la pulpa llegando a tener algo más de un 30% de pectinas que envuelven numerosas vacuolas y poros ricos en aceites esenciales: ácido cítrico y numerosos terpenos siendo el más abundante el limoneno pero conteniendo también geraniol, citronelal, alfa-terpineno, alfa-pineno, cumarinas, eriotricina, hesperidina, quercitina, naringina, naringenina, diosmina, limonoides y citral.

  La pulpa en cambio es rica en dos ácidos: el cítrico (50 gramos por kilo) y el ascórbico o vitamina C (0,5 gramos por kilo). Desde un punto de vista nutricional ésta se compone de un 89% de agua, un 9% de glúcido o carbohidratos (especialmente ácido cítrico y fructosa), un 1% de proteínas, un 0,3% de lípidos o grasas (fundamentalmente aceites esenciales) y un 3% de fibra soluble (pectina). Agregaremos que el fruto en su conjunto es además muy rico en vitaminas del grupo B (especialmente niacina o B3) y potasio (70 veces el contenido en sodio). Y por si fuera poco posee además antioxidantes de propiedades antiinflamatorias: flavonoides, betacarotenos, (provitamina A) y ácidos cafeico y ferúlico. Es más, a mediados del siglo XX se supo que el aceite esencial del limón tiene una capacidad antiséptica ¡superior a la del fenol! De hecho el propio zumo de limón es muy eficaz para ahuyentar insectos pero sobre todo para destruir virus, bacterias, hongos y protozoos; capacidad que debe a dos sustancias, el citral y el limonero que el árbol produce precisamente para defenderse de los insectos y de posibles microorganismos patógenos.

SUSTANCIAS DE PROBADA ACCIÓN TERAPÉUTICA

  De las propiedades del ácido ascórbico y el ácido cítrico existe abundante información publicada y no voy pues a dedicar demasiado espacio a ellas ya que son muy conocidas. Baste recordar que el ácido cítrico es antioxidante, anticoagulante, alcalinizante y quelante -forma sales solubles con diversos metales pesados lo que permite evacuarlos del organismo por vía urinaria o digestiva-, mejora el rendimiento del Ciclo de Krebs sin generar urea y contribuye a disolver el calcio a nivel renal ayudando a que no se formen precipitaciones de carbonato cálcico. Otra cosa es que el 99 % del que se comercializa hoy no provenga de cítricos sino de la fermetación bacteriana de azúcares (especialmente de la fructosa del maíz) al ser un método más barato; es pues mejor zumo de limón recién exprimido ya que éste contiene además otros ingredientes que actúan en sinergia. Además – así lo demostró un equipo dirigido por el Dr. Y.Y. Hu en la Iowa State University (EEUU) en un trabajo publicado en 2010 en Proceedings of the National Academy of Science- los citratos ayudan a estabilizar los cristales de apatito que el consumo de cítricos puede tener en los casos de mujeres durante la menopausia y para las personas con problemas de osteopenia; cosa que verificare si es cierto o falso este año 2016 a través de una Densitometría Osea por seguimiento de Ostopenia; publicaré claro está el resultado, puesto que lo pongo en duda.

El aceite esencial de limón tiene una capacidad antiséptica ¡superior a la del fenol! De hecho el propio zumo de limón es muy eficaz para ahuyentar insectos pero sobre todo para destruir virus, bacterias, hongos y protozoos; capacidad que debe a dos sustancias, el citral y el limoneno.

   En cuanto a la vitamina C José Ramón Llorente, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular, en RTVE afirmó entre otras cosas, es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunitario -interviene en la síntesis, producción y funcionamiento de algunas proteínas importantes que actúan como anticuerpos-, es indispensable en la elaboración y mantenimiento del colágeno -y por tanto fundamental para la fabricación del tejido conectivo-, mejora la cicatrización de heridas, quemaduras y encías sangrantes, es antioxidante, participa en la protección de los ácidos grasos poliinsaturados de la membrana celular, disminuye la posibilidad de formación de coágulos en los vasos sanguíneos, ayuda a combatir las enfermedades víricas y bacterianas, tiene un papel relevante en el metabolismo del calcio, protege de la oxidación a la vitamina B2, al ácido fólico, al ácido pantoténico y a las vitaminas A y E, interviene en los procesos de detoxificación de algunas sustancias venenosas, es indispensable para mantener en buen estado la piel, los huesos y los ligamentos, fortalece la pared de los vasos sanguíneos evitando su deformación o rotura, favorece la hemostasia, mejora el crecimiento del hueso y estimula la consolidación en caso de fracturas así como la formación de la dentina, es vital para el funcionamiento de componentes fundamentales a nivel celular así como para la oxidación de la fenilalanina y la tirosina, regula la liberación de histamina y prostaglandinas E y F, interviene en la síntesis de adrenalina, favorece la absorción y el almacenamiento del hierro, inhibe la formación de nitrosaminas carcinogénicas formadas por la reacción entre los nitritos existentes en las carnes conservadas y las aminas dietéticas, reduce la cantidad de fibrinógeno en el plasma -ingerida en cantidades elevadas- por lo que el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares disminuye y en forma de ascorbato es anticancerígena, especialmente en tumores de ovario, estómago, páncreas, útero y pulmón; especialmente en tumores de ovario, estómago, páncreas útero y pulmón; especialmente si es utilizada por vía intravenosa.

OTRAS PROPIEDADES

   En cambio no son tan conocidas las propiedades terapéuticas de otras importantes sustancias presentes en los limones así que en este artículo vamos a centrar nuestra atención en ellas. En referencia a…

 … los flavonoides. En un trabajo publicado en 2008 en Journal of Agricultural & Food Chemistry los doctores O.Benavente-Garcia y J. Castillo estudiarían los flavonoides más importantes contenidos en el limón explicando que si bien los más abundantes son flavononas -como la hesperidina y la naringia- otros que se encuentran en menor proporción -como la diosmina, la rutina, la apigenina y la luteolina- tienen una alta actividad biológica a pesar de que se encuentran en cantidades ínfimas; recordando en él que más de 50 años de investigación confirman su eficacia terapéutica en las patologías cardiovasculares debido a sus propiedades antritrombóticas, anti-isquémicas, antioxidantes y vaso-relajantes teniendo especialmente la diosmina notables efectos venotónicos. Asimismo destacan sus propiedades antiinflamatorias por inhibir la síntesis de los derivados del ácido araquidónico, las prostaglandinas PGE2 y PGF2 y el tromboxano A2; eficacia antiinflamatorio de gran importancia en las patologías degerativas, especialmente en las cerebrales. Cabe añadir que las flavononas son asimismo anticancerígenas al inhibir enzimas que regulan la actividad celular, el acceso de carcinógenos a los tejidos críticos y estimular enzimas que llevan a las células cancerosas a la apoptosis.

El  limón contiene flavononas como la hesperidina, la naringina, la diosmina, la rutina, la apigenina y la luteolina de alta actividad biológica incluso en cantidades ínfimas.

… los limonoides. Se trata de un conjunto de triterpenos que confieren el gusto amargo a los cítricos con los cuales se elaboran algunas bebidas amargas y/o digestivas -como los bitters o la angostura– y están presentes sobre todo en sus semillas o pepitas. Según explicaron en 2006 en Biological and Pharmacological Bulletin los doctores A.Roy y S.Saraf los limonoides son insecticidas, antivíricos, antibióticos, antifúngicos, antiprotozoarios y anticancerígenos.

   El doctor Q.Tian y sus colaboradores de la Texas A & M University (EEUU) estudiarían por su parte la actividad antiproliferativa de los limonoides en células tumorales MC-7 -características del cáncer de mama- comprobando que altas dosis  inducen la apoptosis e incluso inhiben parcialmente el crecimiento de las células tumorales SKOV-3, características del cáncer de ovarios. Los resultados de sus experimentos fueron publicados en Nutrition an Cancer en 2001.

  Y otro equipo científico de la misma universidad dirigido por el doctor T.Leonardi– los resultados se publicaron en 2010 en Experimental Biology and Medicine– investigaría en ratones a los que se les había provocado cáncer de colon los efectos antitumorales de la apigenina, la naringenina, la hesperidina y la nobiletina -se les administró en distintos porcentajes durante 10 semanas- concluyendo que disminuye de forma significativa la proliferación tumoral e induce ligeramente la apoptosis.

… la pectina. Hablamos de la fibra blanca presente fundamentalmente en el albedo de la cáscara del limón que se utiliza a nivel popular desde hace siglos para tratar la diarrea. Formada por largas cadenas de moléculas de glucosa (polisacárido) nuestro sistema digestivo es incapaz de metabolizarla por completo pero una parte importante es transformada por las bacterias intestinales en ácidos grasos de cadena corta. Además desempeña una doble función a nivel disgestivo: absorbe parte de las grasas activando la segregación de sales biliares por parte del conjunto hepato-biliar -lo que tiene un efecto reductor sobre el colesterol total en sangre- y disminuye la liberación de la glucosa entrando ésta más lentamente en la sangre -y de ahí que sea útil para los diabéticos-. Además actúa como un eficaz quelante al arrastrar fuera del organismo toxinas, metales pesados y radionucleidos (estudios rusos y ucranianos demuestran que es capaz hasta de absorber el cesio 137 radioactivo).

citricos

  Hay asimismo estudios que indican que la pectina ayuda a prevenir el cáncer, en especial los de colon y próstata; lo demuestra el trabajo publicado en 2007 en Glycobiology por el doctor C.L.Jackson y su equipo de la Universidad de Georgia (EEUU) según el cual la pectina se une a la superficie de las células cancerosas inhibiendo las galectinas de membrana e impidiendo que estas se vayan agregando para formar un tumor.

Las flavononas son anticancerígenas al inhibir enzimas que regulan la actividad celular, el acceso de carcinógenos a los tejidos críticos y estimular enzimas que llevan a las células cancesoras a la apoptosis.

   Anteriormente varios investigadores demostraron en ratones el poder de la pectina para evitar la metástasis de tumores e incluso suprimir el cáncer de colon; destacando entre ellos un trabajo presentado en 2002 en Journal of the National Cancer Institute por un equipo de investigación dirigido por el doctor P.Nangia-Makker -de la Wayne-State University en Detroit (EEUU)- en el que se exponen varios experimentos in vitro y con ratones según los cuales inhiben los receptores galectina-3 de las membranas de las células tumorales y, por ende, su crecimiento, angiogénesis y metástasis.

… el D-limonero. El D-limonero, uno de los terpenos más abundantes en las cáscaras de los cítricos, es la molécula que da a los cítricos su característico olor; en cambio el L-limoneno, su isómero, huele a trementina o pino. Y es la proporción de uno y otro lo que diferencia el olor del limón del de la naranja y del de ambos con los demás cítricos. Pues bien, sus propiedades terapéuticas son numerosas y ayuda tanto a hacer mejor la digestión como a regular la tensión aunque es en sus propiedades anticancerígenas donde en los últimos años se han centrado la mayoría de los investigadores. Ya en el 2000 un estudio clínico-epidemiológico efectuado por un equipo dirigido por el doctor I.A.Hakin -de la Universidad de Arizona (EEUU)- y publicado en Nutrition and Cancer revela que si bien no encontraron una estrecha correlación entre el consumo de la cáscara de cítricos y la disminución del riesgo de espinalioma (cáncer epitelial) por lo que sugieren estudiar si ese efecto preventivo beneficioso se da en otros tipos de cáncer.

      Posteriormente los doctores T.J.Raphael y G.Kuttan -del Amala Cancer Research Centre de Kerala (India)- publicaron en 2003 en Journal of Experimental and Clinical Cancer Research un artículo dando a conocer unos experimentos con ratones según los cuales el limoneno parece inhibir la metástasis de las células de melanoma.

     Y un año después un equipo dirigido por el doctor X.C.Lu en la Universidad de Dalian (China) efectuó un estudio que se publicó en World Journal of Gastroenterology constatando en ratones con tumores gástricos que el D-limoneno es antiangiogénico, promueve la apoptosis y disminuye la metástasis.

     En 2010 el doctor M.G.Manuele y sus colaboradores del Conicet de Buenos Aires (Argentina) publicarían en Cancer Investigation un trabajo posterior demostrando que los metabolitos del D-limoneno inhiben la proliferación y la metástasis de las células cancerosas. Y otro equipo de la Texas A &M University dirigido por el doctor K.N.Chidambara Murthy -el trabajo se publicó en 2012 en Life Sciences- constataría que inhibe in vitro la angiogénesis y la metástasis de las células cancerosas de colon al tiempo que promueve la apoptosis. Un resultado que corroboraría el último trabajo conocido -se publicó en 2013 en Oncology Reports- dirigido por el doctor S.S.Jia en la Harbin Medical University de China – también in vitro y con células cancerosas de colon- demostrando que el D-limoneno inhibe efectivamente el metabolismo mitocondrial básico de esas células malignas provocando su apoptosis.

La pectina del limón absorbe parte de las grasas activando la segregación de sales biliares -lo que tiene un efecto reductor sobre el colesterol total en sangre- y disminuye la liberación de la glucosa entrando ésta más lentamente en la sangre- y de ahí que sea útil para los diabéticos-. Además actúa como un eficaz quelante al arrastrar fuera del organismo toxinas, metales pesados y radionucleidos.

ANTIINFLAMATORIO

     Que el limón es antiinflamatorio se sabe desde hace tiempo. Y numerosos estudios efectuados en los últimos años lo han corroborado. Uno de ellos, publicado en 2005 en Immunopharmacology and Immunotoxicology por un equipo dirigido por la doctora E.M.Galati y ralizado en la Universidad de Messina (Italia), lo achaca a sus mucílagos. Simplemente indujeron en ratones edemas inflamatorios comprobando a los 21 días de darles zumo de limón que los mismos desaparecían al bloquear la fosfolipasa-D.

      Otro equipo dirigido por el doctor A.Hirata en la meikai University de Japón -se publicó en 2005 en Anticancer Research- centraría en cambio su investigación en la capacidad antiinflamatoria de dos flavononas, la hesperitina y la hesperidina, constatando algo sorprendente: ¡ambas suprimen la expresión del gen que codifica la fabricación de la proteína inflamatoria COX-2! Un sorprendente hallazgo que confirmaría posteriormente un equipo dirigido por el doctor A.García-Lafuente en el Campus Universitario Duques de Soria que se publicó en 2009 en Inflamation Research. Se trata de un artículo de síntesis sobre los efectos antiinflamatorios de los flavonoides y sus publicaciones sobre el cáncer y las patologías cardiovasculares en el que sus autores destacan que los flavonoides no solo actúan como antioxidantes e inhibidores de las enzimas implicadas en la generación de eicosanoides proinflamatorios y modulación de otras moléculas pro-inflamatorias sino que parecen modular la expresión de genes proinflamatorios. Obviamente los autores resaltan en su trabajo la relación existente entre la inflamación y el origen de muchas patologías cardiovasculares así como del cáncer.

ANTICANCERÍGENO

    La doctora Marta Rossi publicó en 2000 en Archives of Internal Medicine junto a sus colegas del Instituto di Recherche Farmacologiche de Milán un trabajo que evidenció la acción protectora de los flavonoides cítricos frente al cáncer de esófago. En el estudio se siguió a 304 pacientes con carcinoma esofágico y a 743 que manifestaban síndrome agudo esofágico no relacionado con cáncer, alcohol o tabaco y se comprobó que el consumo de flavonoides protege de ese tipo de cáncer.

Diversos trabajos han constatado que el D-limoneno es antiangiogénico, inhibe la proliferación tumoral, disminuye la metástasis y promueve la apoptosis.

     Por su parte, el doctor S.Ogata y su equipo de la Universidad de Mie (Japón) publicaron en 2000 en Bioscience Biotechnology Biochemistry los resultados de sus investigaciones sobre los efectos de algunos flavonoides del limón en la fragmentación de las células HL-60 de cáncer y constataría que inhiben la actividad de la caspasa inhibiendo así su proliferación. Capacidad anticancerígena de los mismos que igualmente constataron -tanto in vitro como in vivo- el doctor J.A.Manthey y sus colaboradores del Departamento de Agricultura de Florida (EEUU) -el trabajo se publicó en 2001 en Current Medicinal Chemistry– recalcando su inocuidad.

    El doctor H.K.Rooprai y sus colegas del Instituto de Psiquiatría del Kings College de Londres realizarían asimismo un estudio de síntesis que publicaron en 2001 en  Neuropathology and Applied Neurobiology en el que dieron cuenta de los efectos anti-invasivos de los flavonoides cítricos (in vitro); en especial de la tangeritina y la nobiletina, capaces de detener la colonización del cerebro por células cancerosas en casos de tumores cerebrales.

    Ese mismo año el doctor K.Amit y sus colaboradores del Instituto Nacional del Cancer de la India  publicaron un interesante trabajo en Current Science según el cual monoterpenos como el D-limoneno inhiben el desarrollo del cáncer de estómago mediante apoptosis y disminución de la síntesis de ADN. Destacando ellos también la importancia de la tangeritina, flavonoide presente en las cascaras de todos los cítricos -especialmente en las mandarinas- que por eso usa como anticancerígenas desde tiempos inmemoriables la medicina japonesa o Medicina Kampo. Los ensayos indican que la tangeritina induce hasta la apoptosis de las células HL-60 leucémicas.

     Es más, numerosos ensayos invitro demuestran que la apoptosis de esas células lo logran muchos flavonoides: la genisteína, la genistina, la daidzeína, la tangeritina, la quercitina, la miricetina, la apigenina y el Kaempferol. Flavonoides que también muestran actividad ante los cánceres de próstata, pulmón, vejiga, hígado y colon. Y no solo eso: los mismos autores destacan que otros ácidoa presentes en los cítricos -el ácido cafeico, el ácido gálico, el ácido tánico, el gingerol, el paradol, el resveratrol, la curcumina y la capsaicina- son asimismo antitumorales.

    Ya en 2006 los doctores R.Schindler y R.Mentlein -de la Universidad de Kiel (Alemania)- publicarían en Journal of Nutrition los resultados de sus investigaciones sobre los efectos antiangiogénicos de ciertos flavonoides encontrando que el flavonoide de mayor potencia inhibitoria de la vascularización de tumores -en especial en los tumores de mama- es la naringina. Un año después el doctor O.Benavente-García y sus colegas publicarían en Current Cancer Drug Targets un interesante trabajo de síntesis que demuestra la acción beneficiosa de los flavonoides cítricos por inhibir múltiples procesos carcinogénicos; destacando que no solo retardan o bloquean el crecimiento tumoral sino también la metástasis a la vez que activa mecanismos antiangiogénicos y antiinflamatorios.

   De hecho en 1994 los doctores P.L.Crowell y M.N.Gould -de la Universidad de WisconsinMadison  (EEUU)- y habían publicado en Critical Reviews in Oncogénesis un trabajo de investigación con ratones cancerosos que demostró la actividad quimiopreventiva y quimioterapéutica del D-limoneno en diversos tipos de tumores sólidos, logrando la regresión total de varios carcinomas mamarios.

Los flavonoides no solo actúan como antioxidantes e inhibidores de las enzimas implicadas en la generación de eicosanoides pro-inflamatorios y modulación de otras moléculas pro-inflamatorias sino que parecen modular la expresión de genes proinflamatorios.

ÚTIL PARA EL SISTEMA CARDIOVASCULAR

El limón es asimismo …

… antihipertensivo. El doctor J.H.Cha y sus colegas de la Universidad Católica de Corea en Seúl publicaron en 2010 en Journal of the Korean Academy of Nursing los resultados de una investigación que demuestra el efecto de las fragancias del limoneno y del citral sobre la hipertensión arterial. Se demostró que basta oler durante dos minutos aceite esencial de limón dos veces al día durante tres semanas para que disminuya sensiblemente la presión si´stólica (no así la diastólica) y se regule el ritmo cardiaco.

… eficaz en caso de varices y problemas de retorno venoso. La diosmina, flavonoide contenido fundamentalmente en la cascara del limón, tiene propiedades venotónicas al potenciar el efecto vasoconstrictor de la norepinefrina; luego es útil si se sufren varices. Además también mejora la circualción linfática por lo que reduce los edemas en los miembros inferiores que provoca la insuficiencia de retorno venoso. Asimismo parece tener efectos antiinflamatorios debido a su acción sobre las prostaglandina PEG2 e inhibir la adhesión de monocitos a las paredes vasculares.

… antitrombótico. Un equipo de investigación de la Universidad Tokaigkuen de Nagoya (Japón) dirigido por el doctor Y.Miyake publicó en 2007 en Bioscience, Biotechnology & Biochemistry una serie de experiencias que demuestran el efecto antitrombótico del jugo de limón. ¿La razón? Que los glucósidos fenólicos presentes en él suprimen las moléculas intracelulares que definen los efectos adhesivos de las células sanguíneas.

… antilipemiante. El doctor M.T.Monforte, y sus colegas de la Facultad de Farmacia de Annunziata, Messina (Italia) demostraron en ensayos murinos que la hesperidina aumenta el nivel del llamado colesterol “bueno” o HDL al tiempo que disminuye el del “malo” o LDL así como el de triglicéridos; y así lo expondrían en 1995 en Farmaco de la Societa Chimica Italiana.

    El doctor J.Grassmann y sus colegas de la Universidad Técnica de Múnich (Alemania) publicarían por su parte en 2001 en Arzneimittel Forschung un artículo explicando que uno de los principales componentes del aceite esencial de limón, el gamma-terpineno, retrasa la oxidación del colesterol “malo” LDL; lo mismo que el alfa-tocoferol o vitamina E. Luego es útil para prevenir la aterosclerosis.

    Y en 2004 los doctores E.M.Kurowska y J.A.Manthey publicarían en Journal of Agriculture and Food Chemistry los resultados de varios ensayos con hámsteres sometidos a una dieta rica en flavonas cítricas -fundamentalmente tangeritina, hesperidina y naringina- observando que disminuía claramente en sangre el nivel de colesterol total entre un 19% y un 27% -el de LDL o colesterol “malo” entre un 32% y un 40%- así como el de triglicérido.

   En  2008 se publicó en Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition un sorprendente estudio de un equipo dirigido por el doctor Y.Fukuci efectuado en la Sugiyama Jogakuen University (Japón) en el que se dividió a varios ratones en tres grupos alimentando durante 12 días a los miembros de uno con una dieta baja en grasas, al segundo con una dieta alta en grasas y al tercero con una dieta alta en grasas pero suplementada con un extracto de corteza de limón. Bueno, pues sorprendentemente los ratones alimentados con el complemento de polifenoles de limón mostraron menor aumento de peso, menor acumulación de grasas, menor lipidemia, menor glucemia y menos resistencia a la insulina.

Numerosos ensayos demuestran que la genisteína, la genistina, la daidzeína, la tangeritina, la quercitina, la miricetina, la apigenina y el kaempferol provocan el suicidio de las células leucémicas.

EFECTOS SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO

Por lo que al sistema nervioso se refiere el limón es …

… antiestresante. El doctor M.Komiya y sus colegas de la Yamaguchi University de Japón publicaron en 2006 en Behavioral Brain Research un interesante estudio con ratones según el cual el aceite esencial de limón incide en los receptores 5HT neuronales produciendo efectos ansiolíticos y antidepresivos al modular la actividad dopaminérgica.

… neuroprotector. Tras complejas investigaciones neuroquímicas un grupo de científicos de la Kyung Hee University de Seúl (Corea) dirigido por el doctor H.J.Kim concluyó que la naringina tiene efectos neuroprotectores en caso de neuroblastoma. Según el trabajo publicado en 2009 en Korean Journal of Physiology and Pharmacology podría ser pues eficaz para tratar el parkinson.

  Y en 2010 un equipo de la Panjab University (India) dirigido por el doctor A.Kumar publicó en Journal of Medicinal Food los resultados de unos experimentos con ratones sometidos a procesos neurodegenerativos mediante la inyección de colchicina constatando que -a dosis variables- la naringina evita daños oxidativos en las neuronas por lo que este flavonoide podría ser útil en caso de alzheimer.

  Un año después -en 2011- el doctor M.Golechha y sus colegas de la Universidad de Delhi (India) publicaron en Biological and Pharmaceutical Bulletin unos experimentos con ratones epilépticos observando tras inyectarles concentrados de naringina -en dosis crecientes- que disminuían los ataques convulsivos y mejoraban otros parámetros congnitivos. Concluyendo que la naringina protege las neuronas al ser antiinflamatoria y antioxidante.

  Por su parte un equipo de investigadores de la Long Island University de Nueva York (EEUU) dirigido por el doctor L.Sanjay publicó en 2011 en Toxicology in Vitro los resultados de una investigación in vitro con células neuronales demostrando que también la diosmina -otro flavonoide del limón- protege éstas de la degeneración.

… antiálgico. Un grupo de investigadores de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires dirigido por el doctor L.M.Loscalzo publicó en 2008 en European Journal of Pharmacology los resultados de sus trabajos según los cuales la hesperidina del limón actúa como agonista de los receptores opioides de las neuronas cerebrales tanto actuando “per se” como potenciando los efectos de las benzodiacepinas.

OTRAS PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

     Otros trabajos demuestran que el limón es asimismo eficaz para afrontar problemas …

… en el sistema digestivo y hepático. El doctor J.Sun explicó en un artículo de síntesis publica en Alternative Medicine Review que el D-limoneno ayuda en la peristalsis -nombre que se da a las contracciones de los músculos lisos del tracto digestivo- reduciendo el reflujo gastroesofágico y la acidez estomacal. Añadiendo que es asimismo anticolesterolemiante y ayuda a disolver los cálculos de colesterol acumulados en la vesícula biliar (cálculos biliares). De hecho no está de más recordar que el zumo de limón es muy usado a nivel popular tanto para tratar la dispepsia y la acidez estomacal como para la limpieza hepática y biliar.

… en el sistema urinario. En 2007 el doctor M.Touhami y su equipo de investigación de la Universidad Cadi Ayyad de Marrakech (Marruecos) publicaron en BioMedCentral – Urology el resultado de un completo ensayo de laboratorio realizado con ratones que evidenció la eficacia del limón en caso de urolitiasis (cálculos renales de oxalato de calcio). Mientras los ratones que solo bebían agua desarrollaron cálculos en sus riñones los que bebían agua con zumo de limón -en distintas concentraciones- no los formaron.

… en el sistema óseo (osteoporosis). En el Journal of Nutrition de 2003 se publicó un trabajo del doctor H.Chiba y sus colegas del National Institute of Health and Nutrition de Tokio (Japón) sobre los efectos de la hesperidina en ratones afectados por osteoporosis constatándose que en los ovariectomizados a los que se suplementó su alimentación con un concentrado de hesperidina la pérdida de masa ósea fue menor que entre los animales de control. Y en 2010 un equipo de la Hong Kong Polytechnic University de Kowloon (China) encabezado por el doctor W.Y.Pang publicó en British Journal of Pharmacology un trabajo que demuestra que la naringina estimula el crecimiento óseo al actuar como inhibidora del efecto estrogénico. Los ratones alimentados con naringina mostraron un aumento de la función osteoblástica por lo que se deduce que podría tener un efecto similar en las mujeres afectadas por osteoporosis en su etapa post-menopáusica.

… en caso de diabetes. Un equipo de la Southern Medical University dirigido por el doctor Y.Xiong publicó en 2010 en la revista de la misma universidad un trabajo según el cual la naringina evita la adhesión de monocitos a las células del endotelio venoso. Como se sabe el exceso de glucosa en sangre inflama las células endoteliales al provocar la adhesión a ellas de monocitos y sin embargo la naringina en sangre bloquea esa acción lo que hace disminuir la inflamación vascular (uno de los factores más importantes en la patología diabética).

La mayor parte de los zumos de limón comerciales carecen de las propiedades terapéuticas del zumo de limón natural recién exprimido; entre otras razones porque los fabricantes suelen utilizar enzimas -como la naringina y la hesperidina y evitar así su sabor amargo … pero eso le hace perder sus propiedades benéficas.

   Y otra molécula del limón, la diosmina, ayuda a disminuir el exceso de glucosa en la sangre -es pues hipoglucemiante- protegiendo así las neuronas de la degeneración cuando se ingiere oralmente. Lo constataron en ensayos murinos los doctores L.Pari y S.Srinivasan en la Annamalai University de Tamilmadu (India) según publicaron en 2010 en Biomedicine & Pharmacotherapy. Luego podría ser igualmente eficaz en casos de diabetes tipo II.

     También  que en 2012 un grupo de científicos de la Universidad de Deemed (India) dirigido por el doctor A.D.Kandhare publicó en Fitoterapia un trabajo con ratones diabéticos según el cual la naringina no solo es hipoglucemiante sino que además bloquea la transmisión nerviosa de las señales de dolor evitando la degeneración de las fibras nerviosas que caracteriza a las neuropatías diabéticas.

LIMÓN: Potentísimo Bactericida

    En el 2000 un equipo de la Universidad Nacional de Tucumán (Argentina) encabezado por el doctor M.C.Castillo comprobó que el zumo de limón es un potente bactericida capaz de eliminar incluso el Vibrio cholerae responsable de las epidemias de cólera que aún hoy afectan a muchos países. Según explicarían en Biological & Pharmaceutical Bulletin basta un 1% de jugo de limón (10 mililitros por litro) en agua contaminada con esa bacteria para eliminarla en 5 minutos; es más, actúa incluso en menor proporción: al 0,2% necesita 15 minutos y al 0,1% media hora.

    Y en 2006 los doctores K.Fisher y C.A.Phillips -de la Universidad de Northampton (Reino Unido)- publicaron en Journal of Applied Microbiology los resultados de sus investigaciones sobre el efecto bactericida de varios aceites esenciales cítricos y constataron que el de limón es especialmente eficaz ante patógenos tan peligrosos como la Listeria monocytogenes, el Staphylococcus aureus, el Bacillus cereus, la Escherichia coli O157 y Campylobacter jejuni.

REFLEXIÓN

     Entonces, aunque la pulpa -y por tanto el zumo- es la parte del limón que se consume con mayor frecuencia y contiene varias sustancias de notables propiedades terapéuticas la mayoría de éstas se encuentra en la cáscara, incluida  la corteza blanca que bajo la capa amarilla protege la pulpa. Es pues importante aprovecharla haciendo ralladuras con ella que luego se echen en el propio zumo o se espolvoreen en otro alimento; por ejemplo, en las ensaladas. Ingerir las ralladuras directamente no es agradable porque la mayoría de las sustancias beneficiosas presentes en ella son de sabor amargo.

    Donde difícilmente va a encontrarse utilidad terapéutica es en los zumos de limón comerciales porque los fabricantes suelen utilizar enzimas -como la naringinasa- para degradar la naringina y la hesperidina y evitar así su sabor amargo… pero eso le hace perder sus propiedades benéficas.

MI EXPERIENCIA

  •  Los niños/as de 3 años,” son una auténtica fabrica de mucosidad con mayor productividad que la Coca·Cola”; y que a su vez la cantidad de mucosidad producida diaria equivale a los papeles de Diego Torres presentados en el Caso Nóos.
  • Fumadores de cualquier edad almacenan en la vías respiratorias bajas toda la toxicidad de los componentes del tabaco.

Vamos pues a dar paso al jarabe que es “mano de santo” para todos estos casos según yo he experimentado tanto en mi caso para desintoxicarme del tabaco de cajetilla, como para limpiar por completo el sistema pulmonar y linfático a 100% en ambos sistemas. Confirmado en 2013 por diferentes pruebas médicas. Añadir que el neumólogo que me hizo las pruebas al salir yo de su consulta; salió tras de mi enfadado y me dijo:  “estoy hasta los cojones de vosotros los fumadores”,  y lo que más me jode es que con tu edad tienes los pulmones como un chaval de 16 años , cosa que me sorprende cuando hace 10 años los tenías como un fumador de 60 años;  ahora bien mi experiencia me dice que los fumadores que conserváis bien el sistema respiratorio entre los 35-40 años, me los reencuentro en gran mayoría antes de los 55 años con cáncer de pulmón.

Le mostré los nombres del equipo médico que llevaban desde hace tiempo tratando de averiguar mi diagnostico y que ahora necesitaban ver mi estado pulmonar y coronario para saber si había conseguido mejorar tras dejar el tabaco de cajetilla en 2007. Cosa que ponían en duda puesto que había fumado anteriormente más de una cajetilla al día, se negaban a creer que conseguiría mejorar por reducir a la media de 6 cigarrillos diarios en papel natural. En definitiva totalmente recuperados los pulmones porque también me serví de un jarabe para desintoxicar las vías respiratorias altas y bajas.

   Demos pues paso a los niños/as, pues nunca pensé que tras dar este jarabe a mi hija durante 18 meses de modo habitual le evitaría el paso por el quirófano a los 5 años; operación prevista por el cirujano desde que cumplió los 3o meses. Afectada por los Cornetes; nadie mejor que un buen Otorrino,  veamos obstrucciones respiratorias por hipertrofia de cornetes, con el Dr. Andrés Planes Adeva, lo podéis localizar fácilmente en YouTube.

Limón como jarabe.

 Jarabe natural y efectivo.

  • Una cebolla grande roja.
  • Una zanahoria mediana.
  • 2 limones.
  • Miel. (solo de europea y con etiqueta certificada).
  • Un diente de ajo rojo.
  • Un recipiente de cristal o un bol.
        Lavar, pelar la cebolla y la zanahoria, cortar en juliana. Introducir en un recipiente de cristal, cerámica o barro;  la zanahoria bien organizada, encima las capas de cebolla también bien organizadas, al ajo rojo le damos un golpe para romperlo pero con la piel y lo añadimos; con una cuchara sopera añadimos 2 ó 3 cucharadas generosas de miel, lavamos y exprimimos los 2 limones, (de ser un limón grande y con mucho zumo, solo se añadirá un limón). Añadimos repartiendo bien el zumo y por último tapamos el recipiente con su tapa; en el caso de carecer de ella,  pues lo haremos con film transparente sin tocar este los productos, es muy importante que esté bien sellado. Dejaremos macerar en la nevera 12 horas exactas, y en la parte más alta de la misma.
    Nos serviremos de un colador y un recipiente de cristal para conservar el jarabe resultante, conservar en nevera y bien tapado, la cantidad obtenida es suficiente para unos cinco días,  dependiendo de la frescura y maduración de los productos, del mismo modo que varía su duración si quien lo consume es un niño/a o un adulto. Se conservará con todas sus propiedades un máximo de 8 días sin perder sus propiedades, expectorante, antitusivo, hidratante, cicatrizante y calmante de tos.
     Niños/as desde los 2 años tres dosis/día de 2 ml en menores de 3 años, 3 ml de 3-5 años, 5ml a partir de los 5 años de edad; antes de las comidas. Es importante tras las comidas limpiarse los dientes; puesto que la miel contiene azúcar, del mismo modo que en la mañana se debe dar antes de desayunar para que con la toma de leche ayude a neutralizar el limón en el esmalte de los dientes  y no se dañen con el cepillado al limpiarlos.
  Los adultos igualmente, tras los cítricos se debe tomar cualquier producto lácteo aunque sea tamaño de la yema de un dedo para neutralizarlo en la dentadura y no dañar el esmalte.
 20151104_144209
CONCLUSIÓN
    Mi abuela me lo daba de niña para ayudarme a eliminar la mucosidad y evitar la repetición de catarros, aunque bien es cierto que mi abuelo que era médico no era partidario del pensamiento de mi abuela basándose en que la ciencia no tiene reconocido este jarabe como un medicamento.
   Yo recurrí a este jarabe ya de adulta; porque a causa del tabaco no soltaba los catarros y la tos era continua y cargada de mucosidad. Esto quedó  atrás gracias evidentemente a que deje ese tabaco y este jarabe me ayudó a limpiar por completo las vías respiratorias evitando dañarme la zona coronaria.
   A mi hija se lo empecé a dar a los 2 años porque debido a la afección de los Cornetes le dificultaba absolutamente todo. Cierto es que la trataban muy bien un amplio equipo de Otorrinos y les consulte mi intención de dar este jarabe a mi hija para ayudarla a eliminar la mucosidad que se le enquistaba constantemente en los pulmones.  Todos los médicos me dijeron que estaban de acuerdo puesto que dispongo de conocimientos en ciencia y prudencia suficiente como para saber adminístraselo, les expliqué los ingredientes; y me dijeron que de no funcionar, ningún daño causaría a mi hija de salud.  Finalmente continuó con sus visitas previstas hasta 3 meses antes de cumplir los 5 años y repetir la radiografía para el cirujano y anestesista; es aquí donde realmente se asombró de felicidad el cirujano al ver que la afección de los Cornetes había desaparecido y con todos sus síntomas, dicho lo cual yo soy una persona de ciencias y afirmó que en ningún caso ningún médico me ha reconocido por escrito que este jarabe ha ayudado como tratamiento paralelo al médico.
   Por lo tanto basado en mi experiencia y en el de las personas a las que se lo voy recomendando por la calle, colegios etc.; este jarabe es “mano de santo como expectorante y antibiótico natural”, si bien jamás sustitutivo de la atención médica y/o de medicamentos recetados por un facultativo.
zumo-de-limon
LIMÓN COMO CONCLUSIÓN.
    Solo añadir que son muchos años atrás cuando comencé a investigar los pasos de la ciencia en cuanto al limón y lo hice buscando las respuesta desde la niñez 4 años;  que con mis pies descalzos no podía evitar trepar por los limoneros para cogerlos y comerlos como naranjas; cada duda me acompaño hasta obtener las respuestas. Mi mayor sorpresa ha sido que todo lo que he estudiado a través de la ciencia en referencia al limón, yo lo he experimentado desde muy niña realizando mis propias hipótesis mientras jugaba con mi abuelo. En la actualidad tanto la sabiduría de la naturaleza como lo caprichosa que es la vida;  me ha llevado a experimentar también lo poderoso que es el cerebro humano; enlazando cada pieza del puzzle en el interior de un laberinto en llamas, y ser capaz de salir de él en una casi perfecta evolución. En mis años de navegación fui recopilando información y este es un resumen que deseo os haya gustado porque yo lo comparto con ustedes con muchísima ilusión.
  Esto último quizás sea vital para obtener las células optimizadas en nuestro organismo cuando éste entra en el proceso biológico de envejecimiento,  y muy importante en númerosas enfermedades crónicas del sistema inmunológico, es mi experiencia de más de 35 años. Sí lo he demostrado.
   Limón: como consumirlo en zumo
       Antes de desayunar, un limón exprimido y hasta completar el vaso, agua. (no necesaria agua caliente).
   No tomarlo antes de las medicaciones que se han de administrar en ayunas.
   Ser disciplinados y coger este hábito porque es maravilloso para nuestro organismo.
 En mi artículo El exceso de diagnosis. podréis entender como llegue al borde de la muerte y tras luchar y vencerla debo decir que el limón ayuda a recuperar la vida y la calidad de vida,  en mi caso. Finalmente en mi artículo del 2 de noviembre de 2015 , Bajar peso ganando salud;  ya marco en la dieta inteligente para todos/as como tomarlo, Bajar peso ganando salud

Anuncios

4 comentarios en “LIMÓN: EFICAZ EN PATOLOGÍAS DE DIFERENTE ETIOLOGÍA Y GRAVEDAD, CANCER INCLUIDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s